Mal de ojo

El mal de ojo u ojeada como también es conocido dentro de la creencia popular, es la capacidad que tienen algunas personas de producir en otros seres vivos ciertos maleficios con tan solo una mirada; y a pesar de que el mal de ojo puede ser ocasionado de forma voluntaria o involuntariamente, si no es tratado a tiempo llega a ser bastante peligroso.

Claro está que científicamente el mal de ojo no está comprobado; pero dentro de algunas culturas se han registrado muertes de animales y personas, sobre todo bebes, debido a este conjuro maligno.

¿Cómo saber si tengo mal de ojo?

Mal de ojo

Existen diversos signos que alertan sobre la presencia de algún mal de ojo, los cuales pueden dividirse en síntomas psíquicos, físicos y externos (estos últimos están relacionados con el entorno).

Dentro de los físicos se encuentran aquellos similares a malestar general, como dolores musculares, fatiga, cansancio, variación en la temperatura corporal, picazón y sudoración generalizada.

Por otra parte, los psíquicos son los más marcados y alarmantes, y es generalmente por medio de los cuales que se identifica el mal de ojo; sentimientos de negatividad, pesimismo, baja autoestima, depresión profunda a tal punto de no percibir las metas de largo plazo proyectadas. 

En cuanto a los signos del entorno, esos son situaciones accidentales, primero con aparición de lesiones pequeñas como cortaduras, golpes o caídas, entre otros.

De acuerdo a esto, a modo general, los signos de alerta que te indican que puedes tener mal de ojo, son los siguientes:

  • Malestar general continuo sin estar enfermo, estos aparecerán con un patrón repetitivo, desapareciendo como si nada para luego volver.
  • No logras dormir bien por las noches o te levantas todas las noches con sobresaltos.
  • Repentina sensación de paranoia.
  • Sensaciones frecuentes de miedo, inseguridad y angustia sin motivo alguno.
  • Ataques continuos de ansiedad.
  • Nerviosismo, mareos, náuseas o vómitos repentinos.
  • Pensar o soñar habitualmente con personas que no frecuentas o no tienes presente en tu vida diaria.
  • Somnolencia, fatiga, dolores de cabeza y perdida de energía.
  • Cambios frecuentes y repentinos de humor, por lo general estás muy feliz y sin darte cuenta te sientes furioso, frustrado o melancólico.

¿Cómo quitar el mal de ojo?

Mal de ojo

Antes que nada, debes estar completamente seguro de que no estás enfermo y que tus malestares físicos o psicológicos están siendo causado por un mal de ojo.

Una vez detectado e identificado el mal de ojo se procede a retirar toda la mala energía que se encuentra desgastando tu salud mental y física. Es importante que entiendas la necesidad del asesor profesional para llevar a cabo correctamente el despojo del mal de ojo. 

Se necesitan materiales caseros o que puedes adquirir con mucha facilidad. Te voy a comentar algunos para que tengas listo y acudas a mi equipo para completar el proceso. 

Agua, aceite y tijeras

Es muy común utilizar estos tres materiales, el aceite y el agua como bien sabemos son repelentes químicos entre sí y la función básica es identificar mediante la disociación del aceite sobre el agua, la eliminación del mal de ojo según el ritual que se aplique. Las tijeras permite destruir este mal que se está apoderando de la persona. 

Agua y sal

Pueden ser aplicados en diferentes formas según la gravedad de la situación. En algunos casos se utiliza el agua mediante un vaso, la sal y una vela. Debido a las propiedades de purificación y sanación de la sal, se puede emplear en agua y con una vela blanca para completar el ritual. 

Por otra parte, también se pueden realizar baños de agua con sal, pero siempre recomiendo que sea con sal marina para que el efecto surta mucho mejor. Si quieres saber cómo puedes utilizar este grandioso mineral para eliminar el mal de ojo y limpiar tu cuerpo no dudes en consultarme. 

El huevo

Es muy usado para las limpiezas, existen diferentes técnicas en su utilización y generalmente el ritual está acompañado de una oración para erradicar toda energía negativa. Está considerado que el huevo atrae y arrastra cualquier energía dañina que pueda tener la persona. 

El agua de lluvia y el carbón

También es uno de los rituales más usados para quitar cualquier mal de ojo, basta solo con recoger agua de lluvia y tener unos cuantos cubos de carbón para el ritual. 

¿Cómo evitar el mal de ojo?

Mal de ojo

Evitar el mal de ojo en realidad es mucho más fácil de lo que pensamos, y aunque existen muchos métodos para prevenirlo, a continuación, te presentamos los más comunes.

  • Principalmente confía en ti y en tus instintos pensando siempre de manera positiva, así que evita a toda costa alimentar tu mente de pensamientos negativos que sean generados ya sea por ti o por terceros.
  • Evita frecuentar personas que sean envidiosas o sientas que emitan una carga negativa.
  • No dejes entrar a tu hogar personas que vengan con un objeto extraño, sin importar la confianza que tengan entre sí.
  • Emplea amuletos que sirvan para repeler las malas energías.
  • Repite a diario frases positivas que atraigan las buenas energías como esta “Soy una persona afortunada por vivir este día y no me afectan las energías negativas de nadie, ya que solo recibo cosas positivas”.
  • Uno de los métodos más efectivos si has padecido de mal de ojo y quieres evitarlo nuevamente, es pedirle ayuda a un sacerdote, cuéntale lo que te ha pasado e invítalo a que bendiga tu hogar.
  • Una opción que a muchas personas les ha servido es adentrase al mundo oculto de la magia negra mediante un especialista en este tema.

¿Cómo evitar el mal ojo en los bebés?

Mal de ojo

A pesar de que las recomendaciones anteriores también ayudan a prevenir que nuestros bebés sean víctimas de un mal de este tipo, con ellos, hay que ser mucho más cuidadosos y dedicados.

Por lo tanto, es importante que, en sus primeros días de vida, él bebé no sea expuesto a las miradas de extraños, sobre todo si notamos la presencia de personas que posean la mirada pesada y emitan energías negativas.

En el caso de los pequeños de la casa se debe tener mucho más cuidado del mal de ojo. Debido a su mayor capacidad de receptividad, absorben mucho mas rápido cualquier tipo de energía en su entorno. Generalmente pueden presentar llanto débil, enfermedades agudas, pérdida de apetito, y aumenta su temperatura corporal.

Para evitarlo, primero es importante alejar y apartar todas las energías negativas de cualquier persona que rodea al niño, sobre todo evitar el contacto físico. Estas energías dañinas a veces no se perciben, pero están relacionadas con sentimientos de irritabilidad o rabia y si una persona se encuentra en este estado y se acerca o toma al niño, puede transmitir toda esa negatividad siendo muy perjudicial.

Otra forma de evitar el mal de ojo en los bebés es utilizando amuletos físicos sobre el cuerpo del pequeño. Comúnmente se usan manillas de color rojo con alguna gema o perla protectora, esto permite que al poseer constantemente esta pulsera pueda repeler o alejar cualquier mal de ojo que puedan echar sobre el niño.

Amuletos para evitar el mal de ojo

Mal de ojo

Este es uno de los males que más creencia se le tiene en el mundo debido a que es muy frecuente padecerlo; sobre todo en lugares donde el uso de magia blanca y negra es totalmente normal. Es por ello, que existen infinidades de amuletos que nos ayudan a evitar el mal de ojo; conoce a continuación cuales son los más populares y como utilizarlos.

  • Pulsera del mal de ojo, con 16 cuencas que forman un ojo encargado de repeler todas las energías negativas.
  • Ojo griego, ojo turco o Nazar. Es una piedra de color azul celeste que posee un ojo en el centro muy utilizada en países como Grecia y Turquía para evitar el mal de ojo.
  • Herradura, aunque también es utilizada para atraer la buena suerte, al estar colgada cerca de la puerta principal de la casa, repele todas las energías negativas, principalmente las de mal de ojo.
  • Azabache, es una de las piedras más utilizadas como amuleto contra este mal, tanto en adultos como en niños.
  • El Jamsa, Hamsa o Mano de Fátima como popularmente es conocido, es un amuleto en forma de mano que es utilizado con frecuencia para repeler las energías negativas y mediante oraciones, se prepara para evitar el mal de ojo en la persona que lo lleva consigo.

Rituales caseros para evitar que entre el mal de ojo al hogar

Mal de ojo

Una de mis frases favorita es, ¡Siempre es mejor prevenir que lamentar! Con esto hago referencia a que aún cuando existen rituales para combatir el mal de ojo, es mucho mejor prevenirlo para evitar las secuelas o consecuencias que éstos acarrean. 

Las formas de prevenirlo son muchas. Actualmente se utilizan plantas y vegetales que ayudan a prevenir que las energías o mensajes negativos entre a tu hogar protegiéndolo en todo momento. 

Por otra parte, también son conocidos los amuletos que atraen buenas suerte y alejan la mala. Estos existen de diferentes formas y tamaños ya sea en manillas, tobilleras o incluso collares; casi siempre están acompañados de una piedra preciosa o cuarzo que canaliza la mala vibra que se dirige a la persona. Son de color rojo por el Dios de Marte, protector de las personas; y el más conocido es el ojo de Nazzar. 

Otra forma de prevenirlo en el hogar es realizando conjuros o hechizos utilizando algunos alimentos en específico, como las semillas de ciruela y el ajo. Se dice que cultivar semillas de ciruela sobre macetas protege la casa; así como colocar un pequeño ramo de ajos sobre las puertas en la entrada o la cocina ya que además de proteger, purifica el cuerpo de cualquier persona que se encuentre con este.

Ir arriba